Navégame el océano.

Entras, sales, regresas, te vas,
de mi,
tienes todo.

Místico cuerpo de cuarzo color arena que invade el aroma de mis sueños, sabes en mi lengua al sabor de tus suspiros, enterrados tus besos se han quedado en el fondo de mis labios. Petrificado deseo infinito de tú piel, ojos de supernova que chocan en la mirada de mi cuerpo y se deshacen en un destello de luz por la vía láctea de mi último recuerdo. Eterna sonrisa hecha de pasión que despiertas en mi amanecer, camina en mi, alba y ocaso, deja la huella de tú olor a menta impregnada de una vez y para siempre en mi anatomía, conviérteme en el deseo de tus días, ocúltame en tus mares profundos, navégame el océano, naufrágame en la isla de tú pecho, llévame por tú escandaloso cuerpo de sirena. Mándame mensajes de amor en una botella y tírala a la deriva de mis deseos. Háblame, piel parda de cabellos lacios sobre el mar de tus caderas y de una vez en mi, piérdete sin remedio.

Escrito por: Bustamante Cisneros Luna.
Fotografía por: Chiara Fersini (aka Himitsu Hana)





Comentarios

Entradas populares